Consejos para un discurso memorable

A Ted Sorensen, asesor de comunicación de Kennedy, se le debe la frase: ”No pregunte qué puede hacer su país por usted, pregunte qué puede hacer por su país”. Asesoró a Obama durante la elección a la presidencia y ha publicado el libro: “Counselor: A life at the edge”, que relata sus secretos para escribir un discurso memorable y que basa en cuatro principios: 

  • Claridad: El discurso debe ser claro y estar bien estructurado
  • Empatía: Siempre has de alabar a tu audiencia
  • Brevedad: Todo se puede explicar en 20 minutos como máximo
  • Ligereza: Dar un toque frívolo, liviano, de humor siempre funciona.
consejos para un discurso memorable ted sorence

Theodore Chaikin Sorensen nació en Lincoln, Nebraska, el 8 de mayo de 1928. Su padre era un abogado republicano que llegó a fiscal general de ese Estado; su madre, una trabajadora social, pacifista y feminista, como recuerdan los diarios estadounidenses The New York Times o Los Angeles Times. De origen medio danés, medio ruso, medio judío, sus padres le educaron en la fe unitarista, que predica la no violencia.

Para construir un buen discurso, Sorensen aconseja:

  • Contorno: hacer un esquema antes de ponerse a escribir con todo lo que quieras decir. Poner los puntos más importantes.
  • Titular: ¿Cuál es la noticia que estoy dando? ¿Qué elementos de novedad hay?
  • Primera Línea: Diferenciar claramente cuál es el punto más importante del discurso ¿Cuál quieres que sea el titular de prensa que explique tu discurso?
  • Banquillo: Emplear citas históricas. Ayudan a contextualizar todo lo que estás diciendo. Es bueno apoyarse en algún verso de un poema famoso.
  • Línea de Fondo: Cuidar los finales del discurso, tiene que ser memorable y digno de recordar.

Los principios de oro de Sorensen, para un buen discurso:

 

  • Menos siempre es mejor que más. Si puedes dar un discurso de 15 minutos no te explayes una hora.
  • Elija cada palabra como una herramienta de precisión. Siempre sé específico y, siempre que puedas, evita las palabras demasiado largas (las palabras de dos sílabas son mejores que las de tres).
  • Use dispositivos de variedad y alfabetización para reforzar la memorización, no confundir o distraer. Sorensen era un maestro de la oratoria. Una de sus figuras más empleadas era la del “reversible raincoat” (impermeable reversible): let us never negotiate out of fear but let us never fear to negotiate (nunca negociemos por miedo, pero nunca temamos negociar)
  • Emplea lenguaje elevado, pero no grandioso. La idea es “elevar la vista” de los oyentes, hacerlos pensar en cosas inalcanzables y luego decirles que las podemos conseguir (lo utilizo Kennedy en el discurso: “We choose to go to the moon” (Nosotros elegimos ir a la luna)
  • Las ideas sustantivas son la parte más importante de cualquier discurso. Si no tienes ideas, el discurso fracasará por muy bien escrito que esté.
×

¡Hola!

Haga clic en uno de nuestros representantes para chatear en WhatsApp o envíenos un correo electrónico a [email protected]

× ¿Cómo puedo ayudarte?