Branding personal

branding personal como diseñar un candidato

Que es branding personal

El branding personal es el proceso de creación de nuestra marca política, esta se constituirá como nuestro activo más valioso. Con ella se busca que los ciudadanos tengan un nivel de confianza y de cercanía muy alto, con el objetivo de evitar rechazo y desconfianza hacia la figura pública. Todo comunica, el atuendo, los gestos, los accesorios que usa el candidato y el tipo de lenguaje usado, por ello el mensaje emitido se presta para múltiples interpretaciones.

En un modo figurado, podríamos decir que la marca personal es la huella que dejamos en los demás y el recuerdo que queda de nosotros en los ciudadanos, es el rastro que se deja en una intervención pública o privada. El impacto que dejemos atrás, es interpretado de diversas formas y podemos trabajarlo y enfocarlo de forma que nos beneficie.

Origen del branding

Las marcas comenzaron en Suecia en la Edad Media (476-1492). Cuando, la actividad económica fundamental era la agraria y las materias primas se obtenían de la naturaleza: animales, minerales, plantas, entre otras.

Durante la revolución industrial inicio el auge de la utilización de marca como elemento diferenciador. Se empezó a masificar el uso del logotipo en la distribución y comercialización de productos. Esto buscaba la identificación y diferenciación con una marca única y reconocible.

    Nota. Marcar consistía en imponer a fuego un símbolo en la carne de una res, para indicar la propiedad de la misma. La etimología del término nos indica que la palabra “marca” es una evolución del antiguo vocablo escandinavo “brandr”. Los vikingos podrían haber expandido el término “brandr” a Inglaterra, donde se incorporó al lenguaje habitual como “brand” (marca).

    Auge

    Luiggi Santa María, investigador en el tema. Afirma que fue después de la segunda guerra mundial donde la marca se fue desarrollando más notoriamente. El branding paso de ser solo un logo, a ser un método de conexión emocional del producto y la marca, con el consumidor de productos y servicios. En la década de los 90, las grandes empresas empezaron a realizar enormes inversiones en desarrollo y posicionamiento de marca. El incremento y expansión de los medios de comunicación digital, han facilitado su reconocimiento y globalización.

    El branding político hace referencia a la construcción de una marca candidato distintiva para una persona o figura pública. El objetivo principal de este, es construir una línea de diferenciación y prestigio del personaje hacia el elector. Dentro de él va implícita la apariencia personal y la apropiación y liderazgo en un tema o problemática social especifica.

    Proceso para la creación de una marca candidato

    El punto de partida en la creación del branding personal en un personaje político, son los electores, se debe tener bien definido el perfil de nuestro segmento electoral, para no descuidar ningún aspecto en la definición de la marca candidato.

    En la construcción del perfil del elector, se debe realizar una investigación que nos permita definir, genero, edad, necesidades, preocupaciones, intereses, ubicación, estudios, nivel de ingresos, entre otros. Con esta información hacemos segmentos de ciudadanos con características sociodemográficas similares, para ello podemos utilizar técnicas cuantitativas (encuestas) o cualitativas (entrevistas a profundidad, grupos focales).

    Una vez definido el perfil o avatar del elector, procedemos a diseñar características de la marca personal del candidato político. Estas deben ser siempre orientadas a cumplir con las expectativas del votante. La identidad debe estar enmarcada en reflejar aspectos positivos para los ciudadanos.

    En que ayuda la creación de una marca personal

    • Reconocimiento por parte de los electores;
    • aumento del caudal electoral;
    • tener coherencia en lo que se dice y se ve;

    Elementos claves de la marca personal

    La actitud

    En nuestra marca personal es un factor determinante el cómo decimos y el cómo hacemos las cosas. Actuamos y hablamos de diferente forma, dependiendo mucho del estado de ánimo en que nos encontremos.

    Lo que hacemos

    El actuar define mucho más que el decir. Hay que ser muy coherente en lo que expresamos verbalmente, con lo que hacemos. Con frecuencia decimos algo acerca de un tema y actuamos de forma contraria, por ejemplo, hablamos a favor del aseo, pero luego nos ven arrojando basura en lugares públicos. Normalmente las personas se fijan la acción.

    Lo que decimos

    El auge en el uso de las redes sociales y la Internet, contribuyen a que el ciudadano cada día este mejor informado. Por ello, es de suma importancia cuidar lo que decimos, lo que escribimos y lo que publicamos.

      Nota. Para ahondar en estos tres puntos te proponemos una serie de preguntas que te ayudarán a establecer pautas más adelante: ¿Quién soy? ¿Qué quiero hacer? ¿Qué objetivos quiero lograr? Una vez tengas las respuestas a estas preguntas, tienes que definir: ¿Qué puedo ofrecer a los demás? ¿Qué valor puedo aportar o qué necesidad voy a cubrir? ¿Cuáles son mis valores personales? ¿Quién es mi perfil de cliente/contacto profesional? ¿Cómo lo comunico? ¿Qué nombre debe tener tu marca?


      Gildardo Arias Vidales

      Administrador de Empresas, Especialista en Marketing Político y Estrategias de Campaña Electoral, Coach de Alto NIvel, Máster en Liderazgo y Desarrollo Organizacional con Coaching y Neurociencia, Master Ejecutivo en Habilidades de Liderazgo.

      0 comentarios

      Deja una respuesta

      Marcador de posición del avatar

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

      × Contáctenos